fbpx

Cómo realizar un calendario de adviento original rápido

El mismo calendario de adviento, año tras año

Cada año piensas en encontrar un calendario de adviento diferente, original. Cuando tienes algo de tiempo, buscas en internet y encuentras un montón de ideas (la verdad es que hay muchísimas, como aquí o aquí). Y piensas: “este año SI, este año haré un calendario de adviento original”.

Pero luego, los días pasan. Entre el trabajo, las cosas de casa, las compras, los niños, tu vida social…. El tiempo pasa y no nos damos (casi) ni cuenta. Y ya estamos a finales de noviembre. Y ves que ya no te queda tiempo de hacer nada original. Así que acabas comprando el mismo calendario de adviento (o casi) que el año pasado, y que el anterior…¿Qué otra cosa podías hacer?

Eso me pasa a mí cada año. O más bien, me pasaba.

Un calendario de adviento original y fácil…

Porque el año pasado hice (por fin!) un calendario de adviento realmente diferente y original. Un calendario que no se limitaba a recoger simplemente la sorpresa o el chocolate abriendo una ventanita. Cada día, mis hijas recibían un mensaje que tenían que descifrar. Uno de los días incluso les hice fabricar un “descodificador de códigos secretos”. Mis hijas tenían que resolver un misterio que les daba la clave para saber dónde buscar la sorpresa o el chocolate del día.

…en forma de búsqueda del tesoro

SI. Un calendario de adviento en forma de búsqueda del tesoro. La verdad es que fue un ÉXITO total.

Y una buena noticia: no necesitas mucho tiempo ni material. Otra gran ventaja es que puedes ir haciendo los enigmas cada día, a diferencia de otros calendarios. ¡Así que aún estás a tiempo!

Cómo hacer tu calendario de adviento en forma de búsqueda del tesoro

Decide el lugar donde poner los mensajes diarios

Lo primero es decidir el lugar en dónde tus hijos recibirán el mensaje del día. Yo reciclé una vieja caja de zapatos convirtiéndola en un buzón (el buzón de Papá Noel), que coloqué en una mesita del salón.

Para niños pequeños, que aún no tienen bien asimilada la noción del tiempo, puede ser útil que en el calendario se vean todos los días. En este caso, puedes poner una cuerda y colgar de ella con una pinza de la ropa 24 sobres, cada uno con su número. Los sobres los puedes comprar o los puedes realizar tú, aquí tienes un modelo para imprimir. No es necesario que pongas los mensajes en los sobres desde el primer día, si no que puedes crear los mensajes a tu ritmo e introducirlos en los sobres la noche anterior.

Prepara las sorpresas

Tendrás que pensar en las sorpresas que darás cada día a tus hijos. Puedes comprar chocolatinas y las escondes cada día, u otro tipo de sorpresas si quieres limitar los dulces. Yo alternaba chocolatinas con “vales”. Los “vales” los creaba yo, simplemente escribiendo en un papel cosas que sé que a mis hijas les gustan (por ejemplo “Vale por un cuento antes de irse a la cama”, o “vale por empezar la cena por el postre”).

Crea los mensajes secretos

A continuación viene la fase creativa. Necesitarás una hoja, un boli (o un ordenador y una impresora), y un poquito de imaginación para crear los enigmas. Puedes escribir el mensaje al revés (para leerlo necesitarán un espejo), escribir con tinta invisible, escribir un mensaje con palabras desordenadas o escribir en código secreto (por ejemplo A=1, B=2…). El mensaje secreto lo escribes en una hoja que dejarás en el buzón (o el lugar que hayas elegido).

El tiempo para crear un enigma depende principalmente de lo elaborado que lo quieras hacer y de las ideas que tengas. Pero piensa que aunque sea algo muy básico (escrito en boli en un papel), ya será mucho más emocionante a ojos de tus hijos que el abrir la ventanita del típico calendario de adviento.

Así que no te quedan excusas. ¡Ya verás la emoción en los ojos de tus hijos al descubrir el mensaje diario!

Y no te olvides de crear una hoja “organización” que guardarás tú, en la que escribirás el mensaje y el escondite del día (no sea que te falle la cabeza y escondas la sorpresa en el lugar equivocado…).

Este año no valen excusas

Puedes hacer el calendario más o menos elaborado. Puedes, por ejemplo, poner los mensajes en sobres de colores. O en vasitos decorados. Es cierto que queda muy bonito en una foto (como hay miles en Pinterest), pero te aseguro que para los niños, eso es secundario. Un buen ejemplo de ello es cómo se apresuran a romper el envoltorio de los regalos, tan bonito a veces. Porque lo que más interesa a los niños es la sorpresa, no la forma de presentarla.

Así que vale la pena preguntarse qué es lo que queremos con el calendario de adviento: ¿una foto bonita o que nuestros hijos disfruten?

Ojo, no me malinterpretes. No quiero decir con esto que no decores tu calendario de adviento. Si tienes tiempo, siempre quedará mucho mejor, por supuesto. Lo que quiero es evitar que te desanimes pensando que será mucho trabajo, con “excusas” que no lo son para nuestros hijos.

Si tienes poco tiempo, inviértelo en crear los mensajes diarios y no en la decoración. Ya verás como tus hijos te lo agradecerán con sus sonrisas.

Si prefieres que te lo de todo hecho es por aquí…

Como sé que muchos de vosotros tenéis muy poco tiempo, he decidido compartir con vosotros el calendario de adviento para niños “Búsqueda del Tesoro”.

Lo mejor, es que ya está todo hecho. Los enigmas diarios, la tabla de organización con los escondites para cada día, los “vale por”, e incluso el “descodificador de mensajes secretos”. Sólo tienes que imprimir el documento.

Bueno, también tendrás que comprar las sorpresas o los chocolates (aunque la serie de “Vale por” podrían ser la sorpresa del día).

Si quieres, aquí te dejo ver una muestra del calendario de adviento “Búsqueda del Tesoro”.

calendario de adviento

Como es el primer año de venta, hago una promoción especial. ¡Por sólo 5 euros es tuyo!

Búsqueda del Tesoro
 

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments

Leave a Reply: