fbpx
2

Aprender las tablas de multiplicar jugando


Llevas años repitiendo con tus hijos “3 por 3, 9”, “3 por 4, 12”… Pero a pesar de tus esfuerzos y de los suyos, el avance en el aprendizaje de las tablas de multiplicar es mínimo. Las tablas de multiplicar te persiguen, y la pregunta es: ¿cómo aprender las tablas de multiplicar?

Tus hijos te dirán seguramente que “Son un rollo”. O “Para qué sirven”. O  “Total, si puedo usar la calculadora (o el móvil)”. U otras tantas excusas.

Hoy te quiero enseñar cómo memorizar las tablas de multiplicar jugando. Porque jugando los niños se divierten. Y se les olvida que además están aprendiendo. O se acuerdan, pero les da igual. Porque se divierten.

Hoy te voy a enseñar un juego genial para ayudar a los niños a memorizar las tablas.

El comecocos de papel para aprender las tablas de multiplicar

¿Te acuerdas de cuándo jugabas al comecocos de papel en tu infancia? Ese juego en el que doblabas un papel para crear una especie de pirámide con pestañas, y debajo de cada una había algo sobre el chico que te gusta, el futuro o cualquier cosa.

A los niños les encanta jugar al comecocos de papel. Y la buena noticia es que el comecocos lo puedes hacer de lo que quieras. Y hoy te voy a explicar cómo hacer uno para aprender las tablas de multiplicar.

Cómo aprender las tablas de multiplicar con el comecocos

aprender las tablas de multiplicar

Una vez hayas imprimido el comecocos para aprender las tablas de multiplicar, dóblalo (para saber cómo doblarlo, ves aquí).  Tras colocarlo en tus dedos (el pulgar y el índice de cada mano) pide a un jugador que de un número (puedes limitar el máximo a 10 o 20). Cuentas hasta ese número abriendo y cerrando los dedos. Cuando llegues al número paras de contar y dejas el comecocos abierto. El jugador tendrá que elegir un número del 1 al 8. Levantas la pestaña y le preguntas la multiplicación. La respuesta está escrita (al revés) para que los niños puedan jugar entre ellos y corregirse sin errores.

El comecocos de las tablas de multiplicar para aprender los números

Llevo un par de años utilizando este juego con mi hija mayor (9 años). Y, al convertir las tablas de multiplicar en un juego, mi hija mediana (5) ¡también quería jugar!

Como ella aún no se sabe las tablas, el juego le permite contar y reconocer los números. Así que cuando juegan las 2, la pequeña mueve el comecocos y pregunta las tablas a su hermana mayor. De esta forma, el juego no se limita a un solo tipo de conocimientos, sino que se puede adaptar al nivel de cada niño.

Cuando aprender se convierte en un juego

Cuando aprender se convierte en un juego, los niños se implican. Disfrutan. No se cansan. Y aprenden. Más (y mejor) que con los métodos clásicos.

Cuando le pregunto a mi hija si le gusta jugar con el comecocos a las tablas de multiplicar me dice que sí. Y cuando le pregunto por qué, me contesta simplemente “porque me divierto”.

Seguro que ya has oído la famosa frase de Benjamín Franklin "Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo". Así que, ¿qué mejor forma de involucrar a tus hijos que haciéndoles jugar?

Deja de agobiarte con las tablas de multiplicar. Deja de repetirlas una y otra vez. Y juega.

Me encantaría leer en los comentarios si te ha gustado esta versión “didáctica” del comecocos de papel.

1

Nombre de unicornio: descubre cuál es el tuyo

Los unicornios son unas criaturas legendarias. Mágicas. Llenas de color y de misterio. No es de extrañar que tengan tanto éxito. Así que si a tí también te gustan los unicornios, ¡descubre en este artículo cuál es tu nombre de unicornio!

Algunos ejemplos de nombres de unicornio

A continuación te doy algunos ejemplos de nombres de unicornio. Así podrás elegir el que más te guste. O por ejemplo el que tenga la misma inicial que tu nombre o tu apellido.

nombre de unicornio


Y para elegir tu apellido de unicornio, te propongo hacer una de las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es tu color favorito? Arcoíris, Lila, Azul, Rojo, Rosa, Amarillo…
  • O ¿Cuál es tu flor favorita? Amapola, campanilla, caléndula
  • O ¿Qué dice la gente sobre ti (tu carácter)? Salvaje, cariñosa, rebelde, ingeniosa…

La lista de nombre de unicornio: ideal para una fiesta temática

A los niños (y a muchos adultos…) les encanta el mundo imaginario. ¿Y qué mejor forma de entrar en él que con un nombre de unicornio?

Un nombre mágico para una fiesta mágica.

Así que para el día de tu fiesta, no dudes en imprimir la siguiente imagen. En cuanto vayan llegando, los invitados descubrirán cuá es su nombre de unicornio.

nombre de unicornio

Su uso es muy fácil. Simplemente, busca en la imagen la inicial de tu nombre y tu mes de nacimiento. Por ejemplo, si me llamo Carla y he nacido en febrero, mi nombre será “Nube mágica”.

Generadores de nombre de unicornio

Si todo lo anterior no te ha convencido, aún te queda otra opción: los generadores de nombre de unicornio. 

Pero, desgraciadamente, no he encontrado ninguno en español. Sin embrago, en inglés hay varios que te pueden dar ideas:

  • The Original Unicorn Name Generator: Se genera un nombre totalmente al azar o a partir de tu nombre. Además, tienes la opción de poder elegir entre masculino y femenino.
  • Fantasy Name Generator: Genera 10 nombres de unicornio aleatorios cada vez que pinchas. También puedes elegir entre masculino, femenino o neutro.
  • Go To Quiz :Tienes que responder a 12  preguntas (tu color favorito, tu mes favorito, tu forma favorita, etc.) y a continuación te da tu nombre de unicornio.

Si estás buscando otras ideas para una fiesta de unicornio, aquí encontrarás 10 fáciles de hacer.

¿Ya has descubierto tu nombre de unicornio? Pues, ¡dime en los comentarios si te ha gustado!

1

10 ideas para una fiesta de unicornio

Si estás buscando ideas para una fiesta de unicornio, aquí encontrarás 10 ideas originales y fáciles de hacer.

Se acerca el cumple de tu hija. Y ya tiene edad para invitar a sus amiguitos a casa. Le hace ilusión elegir un tema para su fiesta.

Y hoy te ha dado el veredicto: una fiesta de unicornios.

No te sorprende. En tu casa tienes una invasión de unicornios. De todos los tamaños. Con el cuerno multicolor, o naranja, o rosa. Con las crines azules, lilas o con todos los colores del arcoíris…

Pero organizar una fiesta de unicornios….Eso es otra historia! Y así empiezas a buscar ideas para una fiesta de unicornio...

Ideas para una fiesta de unicornio sencilla: ¿imposible?

Buscas en Google. Aparecen unos pasteles y unas decoraciones que parecen de boda. Lo descartas inmediatamente. Te apañas haciendo algún pastel de vez en cuando. Y te salen (muy) buenos. Pero no eres Ferran Adrià. Ni tu niña se casa. Es “sólo” un cumpleaños.

Además, sabes de sobras lo que de verdad cuenta en una fiesta infantil.

¿La decoración? Es bonita. Por supuesto. Pero pregúntale a tu hija si se acuerda de la decoración de su último cumple. O de Navidad. ¿? Cero. Nada. Entonces, ¿para qué tanto esfuerzo? Los papás/mamás de los invitados sí que se acuerdan. Pero, ¿para quién haces la fiesta?

Y sigues buscando ideas para una fiesta de unicornio...

Sigamos con las cosas que cuentan. ¿El pastel? Ya importa más. Pero no tanto la decoración ni la forma. Lo que más cuenta para los niños es el sabor. ¿Tu hija se acuerda del pastel de fresas que tuvo para su cumpleaños? Sí. ¿Y del resto? No tanto…

Mmmmhhhhh…. ¿ Qué hacer entonces?

La buena noticia

La verdad es que para una fiesta de cumpleaños, el unicornio es un tema fantástico. Color, alegría, magia, misterio, imaginación… ¡No le falta de nada! 

Sí, el tema tiene muchas posibilidades.

A quién le falta algo es a ti. Te faltan algunas ideas para una fiesta de unicornio. Ideas que no necesiten un gran presupuesto ni 3 días de preparación. Ya se sabe, entre el trabajo. Los coles. Las compras… El tiempo vuela. Y el dinero más.

Y sin embargo, con poco material y buenos consejos, puedes organizar una fiesta inolvidable. En poco tiempo. Con poco presupuesto.

Si alguien te pusiera las cosas fáciles…

Es lo que intento hacer con este artículo. A continuación te doy 10 ideas para una fiesta de unicornio. Ya verás que no son nada complicadas. Te doy algunas (pocas) ideas sobre la decoración y la merienda. Y, sobre todo, ideas de juegos para una fiesta de unicornio. Por que si hay algo importante para los niños en su fiesta, son los juegos.

1. Banderines de unicornio de unicornio para imprimir

Una de las ideas para una fiesta de unicornio es decorar la casa con banderines. Los banderines son una decoración muy fácil, bastante rápida de hacer y que da muy buen resultado. Puedes comprarlos ya hechos, pero también puedes imprimirlos en casa. Para ponértelo fácil, puedes imprimir este ejemplo de banderines de unicornio. Recórtalos y luego engánchalos con una pinza a una cuerda. ¡Ya tienes tu banderín de unicornio!

2. Mantel de unicornio (hecho por los niños)

Otra de las ideas para una fiesta de unicornio es que los niños decoren el mantel. En vez de comprar un mantel clásico con dibujos de unicornios, compra un mantel de papel blanco. Colócalo encima de la mesa con unos rotuladores de colores. En cuanto los niños vayan llegando, pídeles que dibujen arcoíris y unicornios en el mantel. Verás que bien se lo pasan los niños, ¡y que mantel tan bonito te queda!

3. Pastel de unicornio

Obviamente, en mi lista de ideas para una fiesta de unicornio no puede faltar el pastel de unicornio. Es un poco complicado, pero no imposible, y el resultado es sorprendente. Y existen algunos trucos para facilitarte la tarea. Como poner un corneto al revés para hacer el cuerno.

Pero si (como yo), no eres un cocinero experimentado, tienes 2 opciones.

  1. Ir directamente a la pastelería y encargar uno.
  2. Hacer un pastel simple. Lo recubres de nata o de chocolate. O de otra cosa. Y para el cuerno y las orejas imprimes este ejemplo, lo pegas en un pincho de brocheta y lo colocas en el pastel.

Yo elegí la opción 2. Es cierto que no es tan impresionante como el cuerno de verdad. Pero considerando el tiempo (y el dinero) invertido, es una muy buena opción. Sobre todo que el resultado no está nada mal. Por lo menos en mi fiesta impresionó a la cumpleañera. Y a todas sus amigas.

4. Brochetas de frutas arcoíris

El color no puede faltar en una fiesta de unicornio. Así que una idea llena de color - además de sana - es hacer una brocheta de frutas multicolor. 

Haz una brocheta con 5 trozos de frutas de colores. Así evocarás el arcoíris. Pon por ejemplo:

  • fresa, frambuesa o sandía,
  • naranja, mandarina o mango,
  • piña, plátano, manzana, pera o melón,
  • kiwi o uva verde y
  • uva o moras.

5. Nombre de unicornio

Esta es la parte de mi lista de ideas para una fiesta de unicornio en dónde empiezan los juegos.  

Da a los invitados un nombre de unicornio. Un nombre mágico para una fiesta mágica. A los niños les encanta el mundo imaginario, y qué mejor forma de entrar en él que con un nombre nuevo. Puedes imprimir esta imagen para que al llegar, los invitados descubran su nombre de unicornio.

nombre de unicornio


6. Imágenes de unicornio para colorear

Pintar les gusta a todos los niños. Pon algunos dibujos para colorear (aquí tienes imágenes de unicornio para imprimir) con unos lápices de colores. Esta actividad es genial para entretener a los niños en cuanto vayan llegando.

Una opción muy divertida es que cada invitado pinte una máscara de unicornio (como ésta máscara de unicornio para imprimir). Si pones unas gomas, las podrán usar durante la fiesta como disfraz. Además se llevarán un buen recuerdo a sus casas.  

7. Juego “el unicornio de chocolate”

Necesitarás un paquete (o varios) de galletas de chocolate.

Por parejas, un niño se pone de rodillas mirando al techo. El otro tiene que ponerle en la frente tantas galletas como pueda, haciendo una torre.

¡A ver quién consigue hacer el cuerno más largo! Risas aseguradas.

8. Búsqueda del tesoro sobre unicornios

Organizar una búsqueda del tesoro es una de las mejores ideas para una fiesta de unicornio. De hecho es una excelente idea para cualquier tipo de fiesta!

Pronto tendremos disponible “La misteriosa desaparición del unicornio”, en la que los niños tendrán que ayudar al unicornio Estrella, que se ha ido a rescatar al arcoíris desaparecido. Pero si no puedes esperar, lee este artículo, en el que te explico paso a paso cómo organizar una búsqueda del tesoro.

9. Juego "ponle el cuerno al unicornio"

Es el juego "ponle la cola al burro", adaptado para la ocasión.

Dibuja o imprime un unicornio sin cuerno. Por otro lado, dibuja (o imprime) un cuerno. Venda los ojos a un niño, y dale el cuerno del unicornio. Tendrá que colocarlo en el buen lugar. Los otros niños lo puedes ayudar, dando indicaciones. Por ejemplo, diciendo: "más arriba, a la derecha...".

Para niños pequeños (menos de 5 años), no hace falta taparles los ojos. Y puedes dejar el cuerno dibujado en el unicornio, ya que les servirá de referencia.

Para niños mayores (más de 9 años), una vez tengan los ojos tapados, dales algunas vueltas para desorientarles. Así se les hará más difícil colocar el cuerno en el buen lugar!

10. Photobooth de unicornio

O lo que es lo mismo, una sesión de fotos originales con complementos de la fiesta. Hoy en día con el móvil es muy fácil hacer fotos, así que aprovecha para hacer algunas de recuerdo. Puedes imprimir estos complementos (después de imprimirlos pégalos sobre un cartón para que queden mejor), engancharlos en un pincho de brochetas para que los invitados los utilicen para las fotos. ¡Ya verás que buen recuerdo!

De estas 10 ideas para una fiesta de unicornio, una de las preferidas de mis hijas es la de ponerse un nombre de unicornio.

¡Dime en los comentarios cuál ha sido la idea favorita en tu fiesta!

Fiestas de niños: cómo hacer que el cumpleaños de tu hijo sea un día inolvidable

Mi primera fiesta de niños: los 6 años de mi hija

Aún recuerdo mi primera fiesta de niños de verdad. Fue el sexto cumpleaños de mi primera hija. Por primera vez invitábamos a amiguitos del cole (las de antes habían sido sólo en familia). Sabía que muchos amigos de mi hija habían celebrado el cumpleaños en parques (los famosos chiquiparks). Pero yo quería hacer una fiesta de niños en casa.

Días antes ya lo empecé a preparar todo: la decoración, la merienda, el pastel… Y llegó el día de la fiesta. Todo estaba perfecto. O por lo menos, eso creía yo entonces. Empezaron a llegar los invitados, y se pusieron todos a jugar. Mi hija estaba encantada, y yo también.

Al cabo de media hora, los gritos se iban volviendo ligeramente molestos. Al cabo de hora y media, después de haber tenido que parar 2 peleas, calmar a una niña que lloraba y gritar unas cuantas (¿miles de?) veces para que bajaran el volumen, ya no veía el momento de que se fueran todos…Sacamos el pastel. Dimos los regalos. Los padres vinieron a buscar a los “angelitos”. Y se acabó la fiesta.

Y yo empecé a sentirme mal (y no era sólo por la migraña). Llevaba varias horas deseando que se fueran todos. Pero ahora, viendo a mi hija triste y sola, no podía evitar preguntarme por qué había sido incapaz de disfrutar de la fiesta. ¿Qué es lo que había hecho mal? Creía tenerlo todo organizado para la fiesta, y sin embargo…

Por lo menos, ahora entendía porque la mayoría de amiguitos hacían las fiestas en los chiquiparks. Al fin y al cabo no era una mala idea (aunque salga por un ojo de la cara…). Tal vez debería ser la opción para el año próximo…

Mi segunda fiesta de niños:
el cumpleaños de la hija de mi vecina

Al cabo de unos meses, mi vecina, francesa, invitó a mi hija a la fiesta de cumpleaños de su hija. “Qué valor, hacer una fiesta de niños en casa” me dije para mis adentros, aún “traumatizada” por mi reciente experiencia. Así que le pregunté si quería que le echara una mano el día de la fiesta. Y aceptó. No me preguntéis por qué me ofrecí. Eso mismo me estuve preguntando yo durante los días que siguieron, sin encontrar respuesta. Pero a día de hoy no me arrepiento para nada. Si seguís leyendo entenderéis por qué.

El día de la fiesta de niños llegó. Y como me supo mal inventarme una excusa para no ir, me presenté en casa de mi vecina con mi hija. Y con un paracetamol en el bolso. Todo estaba perfecto. La decoración, por supuesto (el tema era “los indios”), pero no sólo eso.

Distintas zonas de juegos y actividades

Mi vecina había organizado unas zonas de juegos para los distintos momentos de la fiesta.

1. Al llegar: dibujos (unos 30 minutos)

Cuando los invitados empezaron a llegar, los dirigía hacia una mesa. En ella había lápices de colores, pegamento, purpurina, trocitos de papel de colores y dibujos. Uno de los dibujos era una cara de indio/a con su corona de plumas, que los niños podían pintar (o decorar), recortar y con una goma ponerse la careta. A medida que los niños iban llegando, se sentaban a preparar su “disfraz” para la fiesta. Así, mientras esperaban a que llegasen todos, disfrutaban y estaban entretenidos. 

Obviamente había ruido (una fiesta de niños nunca es silenciosa). Pero nada que ver con el caos de la fiesta de mi hija…

2. En el medio: animación infantil (unas 2 horas)

Cuando ya habían llegado todos los niños, mi vecina les hizo sentar en círculo. Tenia un mensaje muy importante que darles. De hecho, la fiesta no era una fiesta de cumpleaños, les dijo. Eso había sido la excusa para que sus padres les dejaran venir. La realidad era que tenían una misión mucho más importante. Había recibido una carta, en la que la princesa india Salali le pedía ayuda. Había perdido su corona de plumas. Y necesitaba recuperarla para la gran fiesta que su padre, el jefe indio, le estaba preparando para su cumpleaños.

Y así empezó una búsqueda del tesoro. En la que los niños se transformaron en héroes dispuestos a encontrar la famosa corona. Tuvieron que cooperar, jugar, correr, resolver misterios y descifrar mensajes… ¡Hasta yo me metí de lleno en el juego!

Cuando por fin recuperamos la corona de plumas de la princesa, junto a la que había un paquetito de caramelos para cada niño, ya habían pasado más de dos horas. ¡Dos horas!

3. Al final: pastel, regalos y tiempo libre (1 hora)

Después de esta actividad, sacamos el pastel, merendamos y dimos los regalos. Y aún nos reímos un buen rato recordando algunos de los momentos de la búsqueda del tesoro.

Al cabo de poco, los padres ya empezaron a llegar a recoger a los niños, que se fueron marchando.

Y mi paracetamol se quedó en el bolso…

Entender la dinámica de las fiestas infantiles (para entender la diferencia entre una fiesta caótica y una fiesta de éxito)

Esa fiesta de niños me hizo pensar, y mucho. ¡Qué revelación, ésta sí que había sido una buena fiesta! De hecho, algo parecido me había imaginado para la fiesta de mi hija. Pero no había conseguido que las cosas salieran como las había previsto. Ahora había entendido que el problema, era precisamente que NO las había previsto…

El error más frecuente al organizar una fiesta infantil...

Para mí, el hecho de que vinieran los amigos de mi hija no requería más preparación que la decoración de la casa y la merienda.

Y ése fue mi error, mi GRAN error.

El juego libre puede estar muy bien. Pero en un apartamento con unos 10 niños y más de 3 horas por delante, es simplemente una pesadilla. Y eso era precisamente lo que yo había hecho. Mi vecina, sin embargo, había organizado toda la fiesta. Había dejado sólo un poco de tiempo “libre” al final, después de los regalos, esperando a los padres. Cuando además, los niños ya estaban cansados de toda la aventura.

...Y cómo evitarlo

Organizar distintos tipos de actividades para cada uno de los 3 momentos de la fiesta. Aquí te doy, de forma breve, algunos ejemplos.

Al llegar

No todo el mundo llega a la vez. Entre los primeros y los últimos suele haber una media hora de diferencia. Así que prepara algunos juegos fáciles para que los niños se entretengan mientras llegan todos. Por ejemplo:

  • Dibujar: A todos los niños les encanta. Prepara lápices de colores y dibujos para colorear en una mesa. Si haces una fiesta temática, pon dibujos acordes al tema.
  • Hacer caretas: Pon sobre la mesa tijeras, gomas y colores. Los niños se entretendrán un buen rato coloreando, recortando y poniendo la goma a su careta. Y se llevarán un buen recuerdo de la fiesta!
  • Pintar el mantel: Compra un mantel de papel blanco para decorar la mesa, y pon lápices o rotuladores de colores. En cuanto vayan llegando los niños, diles que pinten lo que quieran en el mantel. Dado lo inusual de pintar en un mantel, a los niños les sorprende y les encanta esta actividad. Además te quedará un mantel único y muy bonito!
  • Maquillar las caras: Pintar las caras no es tan complicado como parece. Busca algunos ejemplos en Internet e imprímelos para el día de la fiesta.

En medio: animaciones infantiles

Organiza varios juegos para entretener a los niños durante un par de horas. Algunas ideas:

  • Búsqueda del tesoro
  • Carreras: Puedes organizarlas de obstáculos, de sacos, a la carretilla, con una cuchara con un huevo…
  • Juegos con música: Como la estatua o quién pierde su silla. En estos dos juegos el principio es el mismo. Se pone música, y cuando se para los jugadores tienen que pararse (estatua) o sentarse (pon una silla menos que el número de jugadores).
  • Jugar a los bolos: Puedes utilizar botellas de agua o de refrescos y una pelota de tenis.
  • Escondite. O si no quieres a los niños por toda la casa, el escondite inglés.
  • Ponle la cola al burro
  • Tirar de la cuerda

Al final: actividades tranquilas

El pastel y los regalos ya llevarán su tiempo. Pero nunca está de más organizar algo para el final. En este caso tienen que ser actividades tranquilas, como:

  • Leer un cuento (corto)
  • Hacer un bingo (mini)
  • Organizar una sesión de fotos. Luego podrás hacer un montaje y dársela a los invitados a modo de recuerdo.
  • Tiempo libre

El siguiente cumpleaños de mi hija

Para el siguiente cumpleaños de mi hija, tras mucho pensarlo, decidí darme una segunda oportunidad para hacer la fiesta de niños en casa. Había 8 niños (había limitado un poco por que mi padre, de 80 años, estaba en casa).

Pasé muchas horas organizando una búsqueda del tesoro. Buscando por internet ideas de juegos. Inventando una historia que tuviera un poco de lógica. Imaginando enigmas…

La verdad es que nunca antes había hecho algo así, y lleva su tiempo. Pero fue un tiempo muy bien invertido, pues el día de la fiesta fue todo un éxito.

Hasta mi padre dijo “así da gusto tener a los niños en casa”…

¿Y tú qué harás para la próxima fiesta de niños?

Eso fue hace ya unos 3 años. 3 años en los que he organizado muchas fiestas. Con muchas búsquedas del tesoro. Tanto para mis hijas como para sus primas y algunos amigos.

Ahora he decidido compartir con el máximo número de gente mi experiencia. Porque sé lo frustrante que es querer pasar un tiempo de calidad con nuestros hijos y no conseguirlo. A pesar de (creer) haber pensado en todo.

Por eso he montado el blog Búsqueda del Tesoro. Para compartir contigo esos detalles en los que a veces no pensamos y que pueden cambiar las cosas. Para compartir juegos y manualidades para hacer con tus hijos. Y como sé el tiempo que se tarda en hacer una búsqueda del tesoro, te propongo juegos ya hechos listos para jugar. Porque sé que el tiempo es lo que muchas veces nos falta. Si aún no lo has hecho, aquí puedes descargar gratis una búsqueda del tesoro, para que disfrutes en tu próxima fiesta infantil.

Y ahora dime en los comentarios: ¿cuáles son tus trucos para que tus fiestas de niños sean todo un éxito?

Si te ha gustado este artículo, ayúdame a llegar a más gente compartiéndolo en tus redes sociales.

Cómo realizar un calendario de adviento original rápido

El mismo calendario de adviento, año tras año

Cada año piensas en encontrar un calendario de adviento diferente, original. Cuando tienes algo de tiempo, buscas en internet y encuentras un montón de ideas (la verdad es que hay muchísimas, como aquí o aquí). Y piensas: “este año SI, este año haré un calendario de adviento original”.

Pero luego, los días pasan. Entre el trabajo, las cosas de casa, las compras, los niños, tu vida social…. El tiempo pasa y no nos damos (casi) ni cuenta. Y ya estamos a finales de noviembre. Y ves que ya no te queda tiempo de hacer nada original. Así que acabas comprando el mismo calendario de adviento (o casi) que el año pasado, y que el anterior…¿Qué otra cosa podías hacer?

Eso me pasa a mí cada año. O más bien, me pasaba.

Un calendario de adviento original y fácil…

Porque el año pasado hice (por fin!) un calendario de adviento realmente diferente y original. Un calendario que no se limitaba a recoger simplemente la sorpresa o el chocolate abriendo una ventanita. Cada día, mis hijas recibían un mensaje que tenían que descifrar. Uno de los días incluso les hice fabricar un “descodificador de códigos secretos”. Mis hijas tenían que resolver un misterio que les daba la clave para saber dónde buscar la sorpresa o el chocolate del día.

…en forma de búsqueda del tesoro

SI. Un calendario de adviento en forma de búsqueda del tesoro. La verdad es que fue un ÉXITO total.

Y una buena noticia: no necesitas mucho tiempo ni material. Otra gran ventaja es que puedes ir haciendo los enigmas cada día, a diferencia de otros calendarios. ¡Así que aún estás a tiempo!

Cómo hacer tu calendario de adviento en forma de búsqueda del tesoro

Decide el lugar donde poner los mensajes diarios

Lo primero es decidir el lugar en dónde tus hijos recibirán el mensaje del día. Yo reciclé una vieja caja de zapatos convirtiéndola en un buzón (el buzón de Papá Noel), que coloqué en una mesita del salón.

Para niños pequeños, que aún no tienen bien asimilada la noción del tiempo, puede ser útil que en el calendario se vean todos los días. En este caso, puedes poner una cuerda y colgar de ella con una pinza de la ropa 24 sobres, cada uno con su número. Los sobres los puedes comprar o los puedes realizar tú, aquí tienes un modelo para imprimir. No es necesario que pongas los mensajes en los sobres desde el primer día, si no que puedes crear los mensajes a tu ritmo e introducirlos en los sobres la noche anterior.

Prepara las sorpresas

Tendrás que pensar en las sorpresas que darás cada día a tus hijos. Puedes comprar chocolatinas y las escondes cada día, u otro tipo de sorpresas si quieres limitar los dulces. Yo alternaba chocolatinas con “vales”. Los “vales” los creaba yo, simplemente escribiendo en un papel cosas que sé que a mis hijas les gustan (por ejemplo “Vale por un cuento antes de irse a la cama”, o “vale por empezar la cena por el postre”).

Crea los mensajes secretos

A continuación viene la fase creativa. Necesitarás una hoja, un boli (o un ordenador y una impresora), y un poquito de imaginación para crear los enigmas. Puedes escribir el mensaje al revés (para leerlo necesitarán un espejo), escribir con tinta invisible, escribir un mensaje con palabras desordenadas o escribir en código secreto (por ejemplo A=1, B=2…). El mensaje secreto lo escribes en una hoja que dejarás en el buzón (o el lugar que hayas elegido).

El tiempo para crear un enigma depende principalmente de lo elaborado que lo quieras hacer y de las ideas que tengas. Pero piensa que aunque sea algo muy básico (escrito en boli en un papel), ya será mucho más emocionante a ojos de tus hijos que el abrir la ventanita del típico calendario de adviento.

Así que no te quedan excusas. ¡Ya verás la emoción en los ojos de tus hijos al descubrir el mensaje diario!

Y no te olvides de crear una hoja “organización” que guardarás tú, en la que escribirás el mensaje y el escondite del día (no sea que te falle la cabeza y escondas la sorpresa en el lugar equivocado…).

Este año no valen excusas

Puedes hacer el calendario más o menos elaborado. Puedes, por ejemplo, poner los mensajes en sobres de colores. O en vasitos decorados. Es cierto que queda muy bonito en una foto (como hay miles en Pinterest), pero te aseguro que para los niños, eso es secundario. Un buen ejemplo de ello es cómo se apresuran a romper el envoltorio de los regalos, tan bonito a veces. Porque lo que más interesa a los niños es la sorpresa, no la forma de presentarla.

Así que vale la pena preguntarse qué es lo que queremos con el calendario de adviento: ¿una foto bonita o que nuestros hijos disfruten?

Ojo, no me malinterpretes. No quiero decir con esto que no decores tu calendario de adviento. Si tienes tiempo, siempre quedará mucho mejor, por supuesto. Lo que quiero es evitar que te desanimes pensando que será mucho trabajo, con “excusas” que no lo son para nuestros hijos.

Si tienes poco tiempo, inviértelo en crear los mensajes diarios y no en la decoración. Ya verás como tus hijos te lo agradecerán con sus sonrisas.

Si prefieres que te lo de todo hecho es por aquí…

Como sé que muchos de vosotros tenéis muy poco tiempo, he decidido compartir con vosotros el calendario de adviento para niños “Búsqueda del Tesoro”.

Lo mejor, es que ya está todo hecho. Los enigmas diarios, la tabla de organización con los escondites para cada día, los “vale por”, e incluso el “descodificador de mensajes secretos”. Sólo tienes que imprimir el documento.

Bueno, también tendrás que comprar las sorpresas o los chocolates (aunque la serie de “Vale por” podrían ser la sorpresa del día).

Si quieres, aquí te dejo ver una muestra del calendario de adviento “Búsqueda del Tesoro”.

calendario de adviento

Como es el primer año de venta, hago una promoción especial. ¡Por sólo 5 euros es tuyo!

2

Triunfa en tu fiesta temática organizando una búsqueda del tesoro

Si quieres triunfar con tu fiesta temática, además de decorar tu casa, no dudes en organizar una búsqueda del tesoro. Es un juego que puedes ambientar en cualquier tema y que puedes organizar en cualquier lugar. ¡Ya verás como tanto grandes como pequeños disfrutarán con ella!

La búsqueda del tesoro es un juego en el que los niños son los héroes de la acción, por eso les encanta. Tienen que superar pruebas y seguir una serie de pistas que los llevarán a descubrir el tesoro. Puede parecer complicado organizar una búsqueda del tesoro, sobre todo al principio. Pero la verdad es que con un poco de imaginación y de tiempo todo el mundo puede organizar una. Aquí te explicamos paso a paso cómo organizar una búsqueda del tesoro en 10 etapas.  ¡Esperamos que nuestros consejos te sean útiles para tu próxima fiesta temática! 

1. Elige el tema de la fiesta temática 

Piensa el ambiente que quieres dar a tu fiesta temática, y organiza la búsqueda del tesoro sobre ese mismo tema. Si lo deseas, puedes decorar la casa, e incluso puede ser divertido que los niños se disfracen.

Te recomiendo elegir un tema clásico (como princesas, sirenas, piratas o animales salvajes). Son los que siempre gustan más a todo el mundo. Además, suelen ser más fáciles de organizar, con material que seguramente tendrás en casa.

Pero también existen muchos otros temas. Como dibujos animados, temas educativos (el planeta tierra, las pirámides, el espacio o los dinosaurios…). ¡Las posibilidades son infinitas!

fiesta temática


Si organizas la búsqueda del tesoro para una fiesta de cumpleaños, lo más importante es que el tema guste al cumpleañero.

2. Decide el lugar de la fiesta temática y de la búsqueda del tesoro

Una búsqueda del tesoro se puede organizar en cualquier lugar. Así que la podrás adaptar al lugar dónde hayas decidido hacer la fiesta temática. Es importante tener en cuenta la época del año, el número de niños y tus posibilidades para elegir el sitio adecuado. Puede ser en el exterior o en el interior, en un lugar público (parque,sala de juegos...) o privado (jardín de casa, casa/apartamento, ...). 

Antes de preparar la búsqueda del tesoro, es importante saber dónde harás el juego. Saber el lugar te ayudará a elegir mejor las pruebas.

3. Imagina una historia y escríbela

La historia será el hilo conductor del juego. Se la tendrás que explicar a los niños para lanzar la aventura. Hazla en relación con la fiesta temática  y lleva a los niños a cualquier mundo imaginario en el que su ayuda sea necesaria. A los niños les encantan las historias. Es muy importante tener pensado el escenario de la gran aventura en la que ellos serán los héroes, ya que ellos son los que descubrirán el tesoro.

Una buena opción para empezar el juego es escribir una carta de parte del personaje principal de la historia (o de la fiesta temática) dirigida a los niños pidiéndoles ayuda. En la carta puedes poner la primera pista. Por ejemplo “Al acabar de leer esta carta me ha entrado mucha sed” indicaría a los niños que busquen la pista n°1 cerca de una botella de agua. Para los niños que no saben leer puedes poner una imagen en vez del texto.

Puedes entregar la carta directamente a los niños. No dudes en añadir un poco de intriga a la historia. Puedes decir, por ejemplo, “Esta mañana iba por la calle y un personaje muy extraño me ha dado esta carta. Me ha dicho que era muy importante que os la transmitiera”. Otra opción es dejarla en el buzón. O enrollada dentro de una botella (¡pégala con celo para que no se abra y la puedas sacar fácilmente!). O en un lugar muy visible con el nombre de los niños en grande. Para que ellos la descubran. 

Algunos ejemplos de historias son:

  • Hadas y Brujas: El hada Violeta ha perdido su varita mágica. Bueno, en realidad una malvada bruja se la ha robado. El hada está desesperada. Sabe que la bruja puede hacer mucho daño al País de las Hadas si aprende a utilizar la varita mágica. El hada Violeta os pide ayuda. ¿Qué le decimos?
  • Princesas: La princesa Deila es la princesa más simpática y bonita del reinado. ¡Pero es también la más distraída! En uno de sus paseos por el campo, ha perdido su corona de flores. Todos los ciudadanos del reinado llevan días buscándola, sin éxito. El Rey ha prometido una recompensa a los que consigan recuperar la corona de la princesa. Para ello, se necesitas niños y niñas listos y valientes que consigan encontrar la corona. ¿Queréis ayudar a la princesa?
  • Piratas: El pirata Pata de Palo era el más temible y el más perspicaz de todos los piratas de este mundo. La leyenda cuenta que robó tantos tesoros que hasta sus ayudantes perdían la cuenta. Sin embargo, hasta hoy, nadie ha conseguido descubrir el lugar dónde escondió todos sus tesoros. Ayer, buscando una cosa entre papeles viejos, encontré este mapa (o esta carta firmada por él)… ¿Será el mapa del tesoro de Pata de Palo?

4. Calcula el número de pistas

Una buena base es situar el número de pistas entre el número de años que tienen los niños y ese número más su mitad.  Por ejemplo, si organizas una búsqueda del tesoro para niños de 7 años:

  • Edad de los niños: 7
  • Mitad de la edad: 3 (he redondeado al número inferior)
  • Mínimo número de pistas (= edad de los niños): 7
  • Máximo número de pistas (= edad de los niños + mitad de la edad): 7+3=10.

En este caso prepararemos entre 7 y 10 pistas. El número dependerá de cuántos niños hay, del tiempo de juego que quieras realizar y del tipo de pruebas y enigmas que organices. Por ejemplo, si hay pocos niños (menos de 6) y quieres hacer un juego largo (2 a 3 horas), lo ideal será hacer 10 pistas. Piensa en el tiempo que durará la fiesta temática y organiza el tiempo de juego considerando las otras actividades que quieras realizar. ¡Aunque te aseguro que con una búsqueda del tesoro no necesitarás nada más! 

5. Prepara el tesoro (y piensa dónde lo vas a esconder)

El tesoro lo eliges tú (el organizador del juego), y pueden ser unos caramelos, globos, juguetes, un libro, la piñata, unas entradas para el cine, algo relacionado con el tema de la fiesta temática o lo que se te ocurra que a los niños les pueda gustar. ¡Piensa en que haya bastante para todos los niños!

Si tienes tiempo, puedes intentar hacer realmente un “cofre” del tesoro, decorando por ejemplo una caja de zapatos. Hagas o no un cofre, lo que sí te recomiendo es que escribas en una hoja un mensaje de “Bravo”. Así los niños no tendrán ninguna duda de que han encontrado el tesoro. Si puedes, añade el dibujo de alguno de los personajes estrella de la fiesta temática.  

Piensa también el lugar dónde esconderás el tesoro. Una opción – que no es indispensable, pero aumenta la intriga y la colaboración del juego- es escribir en una hoja una frase que indique dónde está escondido el tesoro. Recorta la hoja en tantos trozos como pistas. Pon un trozo junto a cada pista (o dásela a los niños en cuanto superen la prueba). Los niños tendrán que conservarlas y al conseguir la última pieza deberán reconstruir el mensaje, como si fuera un puzle. Para los más pequeños, puedes hacerlo con un dibujo o una foto del lugar donde has escondido el tesoro.

6. Prepara la hoja de organización

Una vez tienes pensada la historia y sabes cuántas pistas vas a poner, tendrás que hacer la “Hoja de Organización”. Esta hoja te será de gran ayuda para no liarte durante el juego. En ella apuntarás el número de la pista, el lugar dónde la has escondido y la prueba o enigma que los niños tendrán que hacer (con el resultado si lo hay). La hoja de organización la irás rellenando durante los pasos 7, 8, 9 y 10. De momento, simplemente coge una hoja y haz una tabla como la que ves a continuación, con el número de pistas que hayas decidido en el punto 4:

fiesta tematica

7. Elige y prepara las pruebas

Lo ideal para que la búsqueda del tesoro sea un éxito es alternar actividades físicas o juegos (que son las pruebas) con enigmas, que requieren más concentración. Así conseguirás guardar a los niños concentrados y activos durante todo el juego. No es necesario organizar una prueba o un enigma con cada pista, aunque a los niños les suelen gustar mucho. Piensa sin embargo que también alargarán el tiempo de juego. Si haces que la mitad de las pistas tengan una prueba o un enigma conseguirás un buen equilibrio.

Elige (o adapta) las pruebas según la edad de los niños y según el lugar (exterior o interior).  

Algunos ejemplos de pruebas:

  • El calcetín sin pareja: pon 8 o 9 pares de calcetines, más uno sin pareja. Adapta la dificultad del juego a la edad de los niños, por ejemplo, poniendo más o menos pares de calcetines y más o menos parecidos.  Los niños tendrán que hacer las parejas, y al final quedará un calcetín suelto, en el que encontrarán una pista (que habrás escondido durante la preparación). Variante: Esconder la pista en un globo (antes de hincharlo), hinchar 6 a 10 globos, que los niños tendrán que petar para descubrir cuál esconde la pista.
  • Carrera de obstáculos: Prepara un recorrido con obstáculos que todos los niños tendrán que realizar. Puedes por ejemplo hacer que pasen debajo de una mesa, que tengan que pasar entre dos sillas, saltar unos cojines…
  • El río de los cocodrilos: Señala en el suelo “el puente” (puedes hacerlo poniendo dos cuerdas de 2 o 3 metros en el suelo, paralelas, a unos 20 cm la una de la otra o pintando con tiza). Uno a uno, todos los niños tienen que conseguir cruzar por el puente, sin caerse al río de los cocodrilos. Pero tendrán que cruzar… ¡con los ojos vendados! Los demás niños deberán guiar al que cruza indicando “a la izquierda, avanza, a la derecha…”.

Estos son solo unos ejemplos, pero te puedes inventar las pruebas que quieras. Te recomiendo que hagas que todos los niños realicen las pruebas.

8. Elige y prepara los enigmas

Los enigmas harán que los niños se concentren y piensen. Ten en cuenta la edad de los niños para proponer el nivel adecuado. Los enigmas pueden ser adivinanzas, laberintos, sudokus… Los mensajes escritos en código secreto son una excelente idea de enigma, que al descifrar dará a los niños el lugar dónde buscar otra pista.

Algunos ejemplos de códigos secretos son:

Código ABC – 1: significa que hay un desplazamiento de una letra en las letras del alfabeto, como ves a continuación: 

fiesta temática: código

En este ejemplo, para decir “el tesoro” escribiremos “DK SDRÑQÑ”.
Variables: utilizar números (A=0, B=1, C=2…) o dibujos (relacionados o no con la fiesta temática).

Espejo: La frase está escrita al revés y los niños tendrán que averiguar que deben leerla en un espejo. Por ejemplo, para decir “busca la siguiente pista debajo de una mesa” escribirás:

fiesta temática frase espejo

Variantes: letras desordenadas ("rotoes" para tesoro), texto con algunas letras que faltan ("t_so_o" para tesoro), poner una letra “intrusa” entre cada letra de la palabra ("tgegsgogrgo" para tesoro)… 

Tinta invisible con limón: pon en un vaso un poco de agua (muy poca) con zumo de limón. Moja un pincel en el vaso y escribe en una hoja en blanco el mensaje que quieras. Deja que se seque. Para descifrarlo, los niños tendrán que acercarse a una lámpara, ¡y con el calor aparecerán las letras como por arte de magia!

9. Prepara las pistas (intenta relacionarlas con la fiesta temática)

Cada pista debe llevar a encontrar la siguiente. En algunas (o en todas) se tendrá que superar una prueba o resolver un enigma. Esto se puede hacer de 2 formas:

  • el resultado del enigma o de la prueba indica directamente donde ir a buscar la siguiente pista. Por ejemplo: un mensaje secreto que indica dónde está la siguiente pista o el tesoro; una pista que se esconde en la pareja de calcetín suelta;
  • el organizador de la búsqueda del tesoro guarda la pista y la da sólo cuando se ha superado la prueba o el enigma.

Escribe las pistas (a mano o en el ordenador), sin olvidarte de rellenar en la hoja de organización el lugar dónde las vas a esconder. Al elegir los escondites, piensa en que sean lo bastante distintos para que los niños no encuentren por error una pista que no toca. Por ejemplo, si escondes una pista en una cama, ¡no escondas otra en una almohada!

Cómo relacionar las pistas con la fiesta temática 

Por ejemplo, para la historia de la princesa distraída que ha perdido su corona de flores podríamos decir:

  • Pista 1: la princesa distraída os ha traído una pista, ¡pero no se acuerda dónde la ha dejado! Ayudad a la princesa a encontrarla (aquí puedes poner un laberinto, y cuando los niños lo resuelvan les das la pista 2).
  • Pista 2: ¿Qué necesitan las flores de la corona para estar bonitas? ¡Buscad allí la siguiente pista!
  • Pista 3: Para llegar al campo dónde se paseaba la princesa hay que pasar un río. Pero cuidado, ¡está lleno de cocodrilos! ¿Conseguiréis pasarlo?
  • Pista 4: Si no encontráis rápido a la siguiente pista se quedará dormida…
  • Pista 5: la princesa ha escrito el lugar dónde debéis buscar la siguiente pista, pero es tan distraída que se ha equivocado al copiar las letras y las ha cambiado de sitio. ¿Conseguiréis descifrar el mensaje? 
  • etc...
fiesta tematica

10. Esconde las pistas y el tesoro:

Piensa que encontrar las pistas también forma parte del juego. ¡Así que no se lo pongas demasiado fácil! Además, el buscar las pistas ayuda a los niños a desarrollar su capacidad de observación, su paciencia y su perseverancia. Estas cualidades les serán seguramente útiles en el futuro.

Una vez hayas escondido todas las pistas, no te queda más que juntar a los niños. Y ¡a jugar!

Es muy divertido y entretenido realizar una búsqueda del tesoro desde el principio. Además tiene la ventaja que la puedes hacer sobre el tema que te guste y adaptarla al 100% a tu fiesta temática. También la puedes adaptar al número de niños, a tu espacio y al tiempo del que dispongas.

Sin embargo, es verdad que se necesita tiempo. Si no tienes tiempo para organizarlo tú mismo, no dudes en echar un vistazo a nuestros productos, ¡hemos hecho todo el trabajo para ti! 

Para ponértelo aún más fácil, aquí puedes ver un resumen de los pasos que debes seguir.

Dime en los comentarios si te has animado a realizar tu propia búsqueda del tesoro para tu fiesta temática y si éstos 10 pasos te han sido útiles.


3

La búsqueda del tesoro

Si estás buscando un juego divertido, entretenido, pedagógico y que encantará a todos los niños (y a los no tan niños), estás en el buen lugar. La búsqueda del tesoro es un juego con infinitas posibilidades.

la búsqueda del tesoro


El juego en el que los niños son los héroes

La búsqueda del tesoro es un juego en el que los niños son los héroes de la aventura. Tienen que ir siguiendo pistas. Superando pruebas. Y resolviendo enigmas. Lo que les llevará a encontrar un tesoro.

El tesoro lo eliges tú (el organizador del juego). Y puede ser cualquier cosa: unos caramelos, un juguete, un libro o unas entradas para el cine o para una feria. La verdad es que el tesoro es prácticamente lo de menos. Ya que a los niños seguramente se les olvidará. ¡Lo que seguro que no se les olvidará es la aventura que habrán vivido!

¿Por qué jugar a la búsqueda del tesoro?

Porque es un juego muy completo y variado que alterna pruebas físicas con retos en los que hay que pensar. De hecho, ¡es un juego lleno de juegos!

Con las pruebas físicas (carreras por ejemplo) ayudas a los niños a estimular su desarrollo corporal. Y gracias a los retos y enigmas, les ayudas a trabajar su capacidad de concentración. Esto es muy importante si consideramos que unos 7 de cada 10 niños menores de 16 años tiene déficit de atención.

También puedes utilizar la búsqueda del tesoro para educar sobre cualquier tema. No tendrás más que incluir en las pistas la información que quieras enseñar. Otra posibilidad es incorporar problemas lógico-matemáticos, cálculos o correspondencias en los retos. Ya verás cómo los niños se concentran en la historia y en descubrir el tesoro. ¡Ni se darán cuenta de que están “trabajando”!

Además, como puedes elegir la dificultad de los retos y las pruebas, la búsqueda del tesoro se adapta a todo tipo de niños. Y por supuesto, a todas las edades. Y al final, ¡que orgullo ver que con sus esfuerzos han conseguido resolver los enigmas y encontrar el tesoro!

Dónde y cuándo organizar una búsqueda del tesoro

Una de las grandes ventajas de la búsqueda del tesoro es que la puedes adaptar a cualquier situación. Es ideal tanto para los fríos días de lluvia como para los cálidos días veraniegos. La puedes hacer tanto en el interior de tu casa o apartamento como en un parque, un jardín o cualquier otro lugar en el exterior.

Organízala dónde quieras y cuando quieras. ¡Tú pones los límites!

Elegir un tema para la búsqueda del tesoro

Los temas de una búsqueda del tesoro son tantos y tan variados como tu imaginación te lo permita. Pueden ser temas reales o totalmente imaginarios. Desde la clásica aventura de piratas o el mundo mágico de los duendes y las hadas, hasta los dinosaurios o el sistema solar.

Puedes adaptar la búsqueda del tesoro a un tema que apasione a tus hijos. O, al contrario, hacerles descubrir algo completamente nuevo y/o inesperado para ellos.

Cómo se organiza una búsqueda del tesoro

Puedes organizar el juego tú mismo sin ninguna complicación. En nuestro artículo sobre una fiesta temática te explicamos paso a paso cómo organizarlo.

Si no tienes tiempo para organizar la búsqueda del tesoro, aquí encontrarás algunas de las que te ofrecemos en este blog. Si no ves el tema que estás buscando, ¡no dudes en contactarnos!

La búsqueda del tesoro: ¿un juego infantil?

Cuando hablamos de juegos, a menudo pensamos en niños. Y sin embargo, ¡a los adultos también nos gusta jugar!

Como te puedes imaginar con todo lo que has leído más arriba, la búsqueda del tesoro se puede adaptar a cualquier contexto y a cualquier edad. Simplemente adapta las pruebas y los retos al nivel necesario.

Vuelvo a insistir, las posibilidades son infinitas. Desde una declaración de amor, hasta anunciar que estás embarazada. Desde una despedida de soltera/o a un regalo de boda. O incluso temas de sensibilización para todos los públicos como el calentamiento climático, la acumulación de basuras o el reciclaje…

Anímate y organiza una búsqueda del tesoro

Por todo lo que te he explicado, la búsqueda del tesoro es un juego apasionante. Tiene un gran éxito en las fiestas de cumpleaños, ya que es una forma excelente y muy original de entretener a los niños durante un par de horas.

Así que no sufras más por la próxima fiesta de cumpleaños. Ni gastes una fortuna en un chickipark para que los peques pasen una tarde entretenidos. Anímate y  organiza una búsqueda del tesoro. Ya veras como todos, incluida/o tú, disfrutáis al máximo de pasar una tarde juntos.

Y recuerda, la búsqueda del tesoro no se limita sólo a fiestas. Cualquier día puede ser una buena ocasión para pasar un rato entretenido y divertido con los niños.